Talento tecnológico como epicentro de la estrategia

Talento tecnológico como epicentro de la estrategia

El talento como engranaje, como bisagra y como ensamblador. En un organismo lleno de vida ningún elemento permanece estático demasiado tiempo. Tener el movimiento, la evolución y el avance como pilares de nuestra forma de actuar solo es sustentable con una estrategia dinámica, capaz de adaptarse a los cambios con naturalidad, no como obligación ni como fruto de seguir diferentes corrientes. Es el resultado de una arraigada cultura de aprendizaje continuo, de primar el talento tecnológico y cuidarlo, fomentarlo y atraerlo.

La estrategia principal de Sngular está definida gracias al talento que tenemos en casa y que somos capaces de atraer. Se podría pensar que, dicho así, parece una estrategia poco concreta, pero nada más lejos de la realidad: son las propias personas con un talento excepcional quienes van marcando el camino que debemos seguir.

¿Qué significa exactamente tener el talento como estrategia? Quiere decir muchas cosas, y no es una forma de hablar. Todas nuestras líneas de negocio cuentan con el talento como epicentro. Es su proyección hacia afuera lo que va posibilitando el diseño y la construcción de soluciones complejas, adaptadas y realistas. Y es la creencia en el talento lo que hacia dentro tiene un reflejo directo en el crecimiento como empresa.

La filosofía se basa en tener la certeza de que el talento funciona mejor cuando encuentra más talento. Sngular facilita ese ecosistema donde las personas se juntan para seguir creciendo y disponer de ese entorno que conduce al desarrollo no solo personal, sino como grupo.

En un contexto donde los proyectos son cada vez más complejos y con requisitos de múltiples disciplinas, necesitamos tener un formato en el que se puedan integrar equipos especialistas distintos que puedan encontrar una estructura que permita que todo se mezcle muy bien. 

Son tres las palancas de crecimiento y rentabilidad que articulan la gestión del talento:

  • Capacidad diferencial de atracción, fidelización y desarrollo del mejor talento tecnológico. Este es escaso y exigente y busca desarrollar su carrera profesional con el máximo potencial. 
  • Recurrencia en el trabajo con grandes clientes internacionales y líderes en sus sectores. La fidelización de los clientes con los que trabaja Sngular, como BBVA, Santander o Inditex, mantiene al equipo motivado y comprometido, lo que a su vez atraer a nuevas personas de talento y permite la continuidad y el crecimiento.
  • Diversificación geográfica y sectorial que asegura un crecimiento que escapa de las coyunturas locales o industriales. La digitalización de todos los sectores hace que las empresas requieran cada vez más perfiles digitales especializados en experiencia de usuario, traslado a la nube, tratamiento de datos, nuevos formatos… Esto, unido a la deslocalización geográfica, es también un fuerte polo de atracción de talento tecnológico.

No es de extrañar, pensando en el valor que tiene el talento para la evolución y el día a día de Sngular, que todas sus unidades de negocio (Business Units o BU) estén definidas por este concepto.

Tanto es así, que la unidad de negocio de Talent Development ayuda al talento a desarrollarse con proyectos que supongan un reto y un crecimiento profesional continuo, incluso fuera de Sngular. Manfred, Asgard, Extend o Tools son las iniciativas de las que se sirve Sngular para apostar por el talento tanto interno como externo y ayudar a potenciarlo en los entornos idóneos para ello.

Por otra parte, la BU de Learning Disruption centra su actividad en programas de aprendizaje y la de Community Building potencia la conexión de la comunidad tecnológica y de innovación.

Organización del talento técnico

Todas las capacidades de las personas que componen Sngular se organizan en torno a los Sngular Teams. Esta forma de estructurar las aptitudes y habilidades se antoja natural y líquida: no marca una distribución sólida e inamovible, sino que se va creando y modificando con el devenir de los retos y las personas que se van incorporando a Sngular.

Así, la configuración en Teams permite que nos adaptemos a los cambios y vayamos creando un puzzle dinámico, donde cada pieza siempre encaja con otra. 

Pero no solo eso. El core de algunos de nuestros teams, además, gira alrededor del talento. Dentro de Talent encontramos a Sngular Manfred, por ejemplo, o SngularTeamlabs, que trabajan directamente gestionando las habilidades de las personas. Otro de los teams, Sngular Media, nace de la atracción de personas con talento y de nuestra vocación para unirlas con otras personas a través de encuentros, conversaciones o eventos de toda índole.

S_Media_plato_Teamlabs_panoramica3

Sngular HUB preparado para un evento en StageOne.

El equipo como protagonista

Con esta estrategia los equipos están bien nutridos de habilidades digitales variopintas y muy cohesionadas entre sí. Personas que son referencias por sus trabajos, por sus capacidades y por su proyección y gracias a las que nos sentimos notablemente respaldados. 

Personas como Sarah Rink, directora de Research de Sngular, que hace poco ha presentado junto al resto del equipo el Research Playbook; Arturo Govea, managing director en México; Javier Larrea, especialista en UX y diseño y CEO de Uxer School; Nerea Luis, doctora en Inteligencia Artificial, speaker y docente; y Gabriela Bárcenas, head of talent en México. 

Cada nombre propio de Sngular se multiplica por 900, que son las personas que componen el equipo de Sngular. Y cada una de las personas tiene bagaje, habilidades especiales y, en definitiva, un enorme talento.

Volver a la listaSiguiente artículo
arrow