Experiencia interactiva única para el Pabellón de Arabia Saudí en la Expo 2020 de Dubái

Experiencia interactiva única para el Pabellón de Arabia Saudí en la Expo 2020 de Dubái

Miguel Ángel Gombau, Tech Marketing Manager at SNGULAR

Miguel Ángel Gombau

Tech Marketing Manager at SNGULAR

20 de julio de 2024

Las Exposiciones Universales representan el mayor ejemplo mundial de diversidad, innovación y cooperación entre naciones.

Durante 170 años, han proporcionado una plataforma para mostrar los mayores avances que han dado forma al mundo en el que hoy vivimos, así como los logros y desafíos de cada país en ámbitos como la cultura, la ciencia, el arte, el comercio o la sostenibilidad.

Además, estas celebraciones únicas tienen un impacto muy positivo en el desarrollo económico, social y cultural de las ciudades que las albergan, dejando un legado duradero para sus habitantes y visitantes.

La última en celebrarse, la Expo 2020 de Dubái, ha sido la primera emplazada en la región de Oriente Próximo, África y el sur de Asia, lo que la convierte en una de las más importantes de la historia. Durante seis meses, reunió en sus instalaciones a más de 192 países, recibió cerca de 11 millones de visitantes presenciales y más de 100 millones acudieron de manera virtual.

Entre la Historia y el Futuro

Dentro de los numerosos pabellones nacionales que tuvieron cabida en la Expo, el de Arabia Saudí, diseñado por el reconocido arquitecto Boris Micka, fue uno de los más grandes y espectaculares del evento.

pexels-icliff-agendia-12861279.jpg

Con una superficie de 13.059 metros cuadrados y una altura de seis pisos, dicho pabellón se erigió como un espacio incomparable de ultimísima tecnología, a través del cual mostrar la identidad, la historia, el patrimonio, el desarrollo y los pasos hacia el futuro del Reino Saudí. Uno de los emplazamientos destacados del edificio era el denominado Discovery Centre, un área donde el proyecto arquitectónico emplazaba una enorme mesa interactiva (una de las atracciones más innovadoras y sorprendentes de la Expo) cuya forma se asemejaba a la del país anfitrión, y que permitía a los visitantes explorar importantes hitos nacionales.

SAUDIPAVILION_ACTIV-INTERACTIVEE1.jpg

Fue un trabajo conjunto donde Kraftwerk Living Technologies diseñó e implantó todo el sistema de HW, PASOSLARGOS ANIMATION, cuyos responsables son parte ahora de SNGULAR, realizó y animó el video central y SNGULAR desarrolló e implantó el sistema de interactividad para 42 puestos simultáneos, creó el sistema de partículas animadas para el UI de esos puestos e interconectó 7 servidores con Unreal N-Display. Todo ello bajo la dirección de BMA.

El diseño y desarrollo de esta innovadora experiencia interactiva, supuso un gran reto tanto técnico como artístico, ya que se trataba de algo que no se había hecho antes y que requería una gran calidad y fiabilidad.

Además, el tiempo disponible para implementar el proyecto era muy limitado, dado que había que cumplir con la fecha de apertura de la Expo.

Complejos Desafíos y Pandemias

Debido a la dificultad para encontrar una compañía que fuera capaz de aunar las skills artísticas y técnicas necesarias para cumplir con los requisitos arquitectónicos del pabellón, el estudio encargado de su ejecución se puso en contacto con SNGULAR.

Desde un punto de vista técnico, el proyecto tuvo que lidiar con una elevada complejidad, motivada en buena medida por la dificultad a la hora de dimensionar las necesidades de hardware e infraestructura TI requeridas. Por otro lado, la imposibilidad de replicar la mesa interactiva en las oficinas de SNGULAR, obligaba a acudir asiduamente a un entorno de trabajo situado a miles de kilómetros de distancia, que estaba en constante transformación, con maquinaria pesada operando en las cercanías y que poseía un acceso complicado debido a las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar la integridad de los trabajadores.

En el apartado artístico, la solución se vio sometida a constantes revisiones, con la intención de garantizar que el nivel que podría brindar estaba a la altura de los exigentes estándares exigidos, un requisito común en proyectos de esta envergadura.

Por si fuera poco, la irrupción de la pandemia de COVID-19 supuso un impedimento adicional, puesto que el desarrollo de la Expo prácticamente se paralizó, con todos los problemas logísticos que eso supone.

Según Daniel Martínez de Leiva, Project Manager de SNGULAR, «un desarrollo de naturaleza tan intrincada como éste, normalmente está sujeto a complicaciones que exigen una logística extremadamente meticulosa, una planificación detallada y unos plazos de ejecución muy ajustados».

SAUDIPAVILION_ACTIV-INTERACTIVEE2.jpg

Arte y Tecnología Fusionados

Como ya se ha comentado, la pieza central del Discovery Centre era una mesa interactiva de alta tecnología que representaba secuencias sobre la vida saudí, y que estaba diseñada para contemplarse como una obra de arte, con todo lo que ello supone.

Con una superficie de más de 100 metros cuadrados, dicho dispositivo permitía disfrutar de una proyección temática central, con contenido 3D, de manera simultánea desde cualquier punto de su perímetro. Ésta se plasmaba sobre la mesa mediante 20 proyectores 4K cenitales (que aseguraban una calidad máxima de imagen), vinculados a 7 servidores que, a su vez, estaban interconectados para brindar una experiencia continua y homogénea, sin saltos ni desplazamientos de imágenes

Dicha proyección tenía una duración de 10 minutos y abarcaba siete temáticas principales sobre la vida en Arabia Saudí: Geografía y Naturaleza, Ciudades del Futuro, Sociedad, Energía, Turismo, Cultura y Religión. Todas ellas incluían un sinfín de elementos dinámicos, interfaces de usuario con efectos de partículas y un alto grado de realismo.

Un elemento de este tipo, además de toda la complejidad tecnológica que implicaba, tenía un desafío artístico extra. Dado que las proyecciones se efectuaban desde un plano superior, había que poner especial cuidado en que no se percibieran como elementos bidimensionales deformados, pues se buscaba conseguir cierto volumen y unas proporciones adecuadas, como si se estuviera observando una maqueta.

Dicha problemática, habitualmente puede resolverse utilizando un recurso artístico con cientos de años de antigüedad, la anamorfosis. Este efecto de perspectiva, deforma una imagen de manera que solo se pueda reconocer desde un punto de vista específico, en el cual el elemento cobra una forma proporcionada y clara.

Sin embargo, la mesa representaba un lienzo gigante y decenas de lugares de observación. Este detalle era una de las cuestiones más importantes a tratar en la instalación, pues la anamorfosis se debía aplicar a todo el contenido visual, de forma que se viera correctamente desde cualquier lugar del perímetro de la mesa, donde se situaban los puestos interactivos.

Esto resultó sumamente desafiante y requirió la contribución de diversos perfiles de artistas digitales, incluyendo ilustradores, expertos en gráficos 3D y animadores, que generaron ingentes trasiegos de datos tanto en inglés como en árabe, así como un impresionante número de renders de dimensiones descomunales: 12.000 x 10.00 pixels que lo convierten en un formato muy inusual y de calidad máxima de visualización. Tales fueron las dimensiones del proyecto, que hubo que desarrollar un gestor de contenidos o CMS propio para almacenar todos esos materiales.

Por otro lado, la mesa contaba con un área interactiva, repartida a lo largo de 42 puestos independientes y simultáneos, que comenzaba en el borde exterior de la mesa y se adentraba aproximadamente un metro hacia el centro de la misma. En dicha área, se mostraban unos menús dinámicos que permitían acceso a información completa y detallada sobre distintos temas.

A fin de complementar todo el contenido ofrecido por la mesa interactiva, sobre las paredes circundantes también se mostraban una serie de pods o proyecciones dedicadas, en los cuales el personal del pabellón podía ofrecer, desde un tablet, información multimedia adicional (más de mil data points con imágenes y vídeos). De esta manera se culminaba la experiencia del pabellón, se facilitaba el acceso a un mayor número de visitantes y se dotaba a la sala de una enorme versatilidad a la hora de personalizar el contenido que se servía a cada uno de ellos.

«El resultado, tras cerca de 9 meses de desarrollo, más 8 por el parón de la COVID-19, y 25 personas trabajando en el proyecto (16 simultáneamente), fue una experiencia interactiva única y sorprendente, que logró captar el interés de visitantes, medios de comunicación y todo tipo de organizaciones internacionales», afirma Martínez de Leiva.

Repercusión a Nivel Mundial

El pabellón de Arabia Saudí ha obtenido numerosos premios internacionales, destacando el prestigioso Premio al Mejor Pabellón XL, otorgado por la US EXHIBITOR Magazine, o los dos Premios BIE, entregados por The UAE Innovates Awards.

También ostenta tres Récords Guinness (entre ellos el de mayor superficie de pantallas LED y el de mayor superficie de proyección interactiva). También fue el pabellón de la Expo más visitado con más de 4 millones de visitas.

Por su parte, el proyecto de la mesa interactiva desarrollado por SNGULAR, recibió numerosos elogios y reconocimientos por su calidad, originalidad e innovación, suponiendo un antes y un después a nivel internacional en cuanto a instalaciones interactivas de gran formato se refiere y un éxito reconocido para el equipo encargado de llevarlo a cabo. Entre los premios internacionales que atesora se encuentran el Red Dot Design Awards 2022, el IF Design Awards 2022 y el Silver A´Design & Competition Awards 2022.

Es importante destacar que la mayoría de los pabellones se desmontan al finalizar el evento. Sin embargo, algunos países eligen construir edificios permanentes que les sirvan para promocionar su cultura y dar un salto adelante a nivel económico. Este es el caso de Arabia Saudí, un país de tránsito que recibe mucho turismo, y quería aprovechar la oportunidad de tener un espacio propio para divulgar su identidad, su potencial y su visión de futuro.

Como comenta Daniel Martínez de Leiva, «este proyecto fue una hazaña de colaboración y creatividad que superó todas las limitaciones técnicas y logísticas. A pesar de los desafíos, entregamos una obra de arte que dejó una fuerte impresión, por encima de cualquier expectativa. Fue una prueba de lo que un equipo comprometido y apasionado puede lograr cuando se enfrenta a circunstancias adversas y a un tiempo limitado».

Miguel Ángel Gombau, Tech Marketing Manager at SNGULAR

Miguel Ángel Gombau

Tech Marketing Manager at SNGULAR

Ingeniero experimentado y Manager de Marketing, con una trayectoria demostrada en el trabajo en empresas y negocios corporativos, soluciones, innovación tecnológica, así como marketing estratégico y digital.


Nuestras últimas novedades

¿Te interesa saber cómo nos adaptamos constantemente a la nueva frontera digital?

CoolPaintr VR: desarrollo de videojuegos para PlayStation VR
CoolPaintr VR: desarrollo de videojuegos para PlayStation VR

Insight

7 de junio de 2021

CoolPaintr VR: desarrollo de videojuegos para PlayStation VR

Sngular Studios en la Expo Dubai 2020
Sngular Studios en la Expo Dubai 2020

Corporate news

20 de julio de 2024

Sngular Studios en la Expo Dubai 2020