Hemos cambiado poco, pero hemos crecido mucho

Hemos cambiado poco, pero hemos crecido mucho

Crecer

Del lat. crescĕre.

Conjug. actual c. agradecer.

1. intr. Dicho de un ser orgánico: Ir en aumento.

«Como hemos cambiado» decía aquella canción. Pero la realidad es que no tanto. De hecho, contamos con orgullo que hemos cambiado más bien poco en los últimos años y que esa es precisamente la clave de nuestro propio crecimiento. Podemos crecer porque seguimos siendo iguales o, al menos, muy similares a cómo éramos.

Nos gusta decir que no sabemos qué seremos dentro de unos años, pero sí cómo seremos, y forma parte de la misma filosofía de hacer las cosas. De que las ganas por aprender, por juntar a personas excelentes para llevar a cabo proyectos que nos reten, de revolucionar la tecnología y de crear soluciones adaptadas al tiempo que nos ha tocado vivir continúen formando el core de nuestro negocio.

Es esa mezcla de personas y proyectos, la incorporación de nuevos equipos completos y la capacidad de caminar de la mano de nuestros clientes, la que tomamos como significado de la palabra crecimiento. Porque no dista mucho: todos estos actores componen el organismo vivo, el ser orgánico de la definición. Hemos cambiado poco, pero hemos crecido mucho.

 ¿Cómo es posible? Porque ese crecimiento se ha basado en la incorporación permanente de personas y de equipos que compartían valores pero aportaban nuevas capacidades, nuevas culturas, nuevas geografías, nuevos proyectos.

Crecimiento siempre y, sobre todo, en los últimos años

El concepto de crecimiento e integración está en el ADN de Sngular desde que se fundó como proyecto y como marca ─y también desde mucho antes─, ya que su origen en 2015 no fue más que un nuevo arranque en una trayectoria que ya se acercaba a los veinte años.

Las fusiones e integraciones no hicieron más que comenzar entonces. Bajo el paraguas del mensaje  «Talent, Tech, Team» la marca Sngular no ha dejado de expandirse, dando lugar a su vez a una organización interna que también explica el crecimiento. Los equipos, organizados por sus capacidades, también crecían en número de personas y en habilidades.

Unos años más tarde, el lema «It can be done» era un reflejo de este aumento de disciplinas y capacidades y la actuación en cada vez más sectores y países, como Estados Unidos o México, desarrollando negocio local en ambos.

En 2018 el crecimiento se acelera. Las ciudades se multiplican en España y Estados Unidos y en 2019 ya son 17 oficinas en diferentes ciudades. Además, Sngular aterriza en Chile y Singapur. Entonces el crecimiento anual era de más de un 25% de forma orgánica y de un 10% por la incorporación de equipos completos. Gracias a estas incorporaciones, los equipos podían desarrollar proyectos de mayor envergadura como consecuencia de contar con un mayor abanico de oportunidades y recursos. 

El crecimiento también se cuenta a través de lo que Sngular aporta a los demás. Solo en 2019 se llevaron a cabo más de 120 eventos divulgativos o técnicos en el Hub de Madrid, convirtiéndose en un polo de atracción de talento que confluyó entonces y que sigue participando activamente en la comunidad de varias ciudades.

La continua exposición de Sngular como conector del talento tecnológico ha provocado desde 2016 hasta 2019 la incorporación de equipos como Brainside, CrossThings, el proyecto Futurizable, Wildbit, Totemcat, Realized, Sopinet u Openshire. 

S_Pizarra-1

“Aquí estamos todos” José Luis Vallejo. Marzo 2021 con 635 sngulares

Efecto gravitacional 

Aunque el core business sigue siendo el desarrollo de soluciones de software a medida para grandes clientes, hemos entendido y reconocido que Sngular se ha diversificado lo suficiente como para atender a diferentes áreasque han ido divergiendo como en una centrifugadora sorprendente de capacidades. El efecto gravitacional que todo esto ha despertado explica la evolución.

En 2020 contábamos con gran parte de las competencias, tecnologías, partnerships y knowhow que habilitan los procesos de transformación y de disrupción que estaban reinventando todos los sectores y trabajábamos con una parte importante de empresas del IBEX35 en España, y con grandes bancos o empresas de retail a nivel mundial.

Todo eso, además de las inversiones en startups de todo tipo, como MytripleA (fintech), LolaMarket (ecommerce), Visualeo (blockchain), la participación en videojuegos como CoolPaintr VR para Play Station 4, el lanzamiento de spinoffs como Frysbe o joint ventures como 39ytú con Central Lechera Asturiana, hizo que ese crecimiento fuera ya exponencial.

Sin embargo, ese efecto gravitacional y la diversificación han sido imparables. Como parte de esta estrategia de orientarse a nuevos modelos de negocio en 2020 se adquirió la empresa Manfred, empresa especializada en la captación de talento técnico hiperespecializado. Asimismo, Sngular entra en el capital de dos empresas de aprendizaje: UXERSchool (a la que acabamos adquiriendo) y TeamLabs.

Cómo hemos cambiado: You are unique

Como consecuencia de estas continuas incorporaciones, además del crecimiento orgánico que se ha venido produciendo desde 2015, hoy somos casi 1.000 personas en Sngular

Pero no solo crecemos en número de personas, sino en tipo de proyectos, en la envergadura de estos, en  unidades de negocio y en capacidades para hacer cosas diferentes. También en países y ciudades, lo que nos da una mayor proyección.

Para que toda esta factoría sea posible y sostenible, decidimos incorporarnos a BME Growth y contar con más personas  que quieran formar parte de lo que contaremos dentro de unos años: continuamos cambiando sin dejar de ser sngulares. Pero ahora ese nombre es más grande y la Campana está a punto de sonar en la bolsa.

Volver a la listaSiguiente artículo
arrow