Entrevista con Ramón Blanco

Entrevista con Ramón Blanco

22 de junio de 2024

Ramón Blanco es el CEO y co-fundador Bewater Funds, co-fundador y consejero de Indexa Capital, y hablamos con él sobre transformación digital, Fintech y Bigtech.

¿Cómo has visto el proceso de transformación digital que ha emprendido la banca en la última década?

La banca ha tardado muchísimo en convencerse de la necesidad de digitalización de sus servicios. Hasta antes de la pandemia, todavía era reticente en general al cierre masivo de oficinas. La pandemia ha sido la prueba de que la mayoría de los clientes no quiere ni tiene por qué ir a la oficina, y ha servido como catalizador del cierre de las mismas.

Una vez convencidos de la necesidad, los siguientes retos son dos:

  • Tener equipos lo suficientemente buenos para innovar. ¿Querrán los mejores profesionales digitales trabajar para la banca?
  • Contar con una organización moderna que permita que florezca la innovación.

¿Crees que la banca tradicional aún está a tiempo para poder competir con las Fintech y las Bigtech que están entrando en este sector?

Sí, por supuesto. Los bancos llevan cientos de años prestando sus servicios y su modelo de negocio es muy resiliente. La función de dar créditos a sus clientes la realizan mejor que nadie aún. Otro tema es si el negocio bancario volverá a ser tan rentable como era, y esto es mucho más dudoso. El modelo de negocio de la banca se ha basado en el cross selling de productos a sus clientes. Sin embargo, tanto las fintech como las big tech, le han comenzado a dar bocados a algunos de los segmentos con mayores márgenes (pagos, fondos de inversión, divisas, etc.). Esta tendencia no ha hecho más que empezar y será mucho más pronunciada en el futuro. Como consecuencia habrá menos bancos y serán menos rentables que en el pasado.

¿Qué nuevos servicios o productos debería desarrollar la banca para adaptarse mejor a las necesidades de sus clientes?

No se trata en mi opinión tanto de un tema de nuevos productos o servicios sino de cómo realizarlos. Para mí, la mejor manera para que los bancos puedan competir es formar filiales independientes (orgánicamente o vía adquisición) que puedan competir en velocidad, usabilidad, precio o atracción de talento con el propio banco. Innovar desde dentro de un banco sobre unos sistemas de IT pesados y anticuados, y tutelados por un director comercial cuyo objetivo principal es dar los beneficios de los próximos tres meses para reportarlos al mercado, es una tarea abocada al fracaso.

¿Qué tecnologías te parecen más interesantes para aplicar en el sector financiero?

Los bancos disponen o pueden disponer de muchísimos datos de sus clientes. Alrededor del tratamiento masivo de datos se pueden orquestar nuevos productos y servicios. Por ejemplo, los bancos pueden mezclar datos de geoposición obtenidos con su app, con sus bases históricas de pago para dar mejor crédito o proporcionar mejores precios a sus seguros.