“Siempre el humor por delante”

“Siempre el humor por delante”

24 de febrero de 2024

Llega al plató de Sngular el tenor y director de orquesta, José Manuel Zapata, que conversa con José Manuel Calderón en un nuevo episodio de UNIQ, Reflexiones Inspiradoras por Sngular y Kia.

La pasión por la música ha llevado a Zapata a desarrollar un enorme talento que lleva 20 años compartiendo encima de los escenarios más importantes del mundo, como los de la Metropolitan Opera House de Nueva York, la Semperoper de Dresde, el Teatro Real de Madrid, el Teatro Liceo de Barcelona y muchos otros.

Pero Zapata va mucho más allá de la música. Su inquietud y su carácter expansivo y generoso le acompañan en las múltiples actividades que le convierten en un verdadero emprendedor. Zapata crea espectáculos, hace colaboraciones radiofónicas y televisivas, y, por si le faltase algo, da conferencias para empresas.

En su polifacetismo, Zapata mantiene siempre lo que para él es una de las claves para una vida rica y positiva, el humor.

En este nuevo episodio de UNIQ, Reflexiones Inspiradoras por Sngular y Kia, José Manuel Zapata y José Manuel Calderón se reúnen en la casa de Sngular conversando sobre las experiencias y los valores de ambos, llenando la sala de reflexiones acompañadas por risas y buen rollo.

¿Quién es Zapata?

José Manuel Calderón abre el baile pidiéndole a Zapata que se presente y conteste a la pregunta: “¿Quién es Zapata?”. Ante su respuesta, entendemos el valor fundamental que acompaña a Zapata en todo su recorrido vital y en la toma de sus decisiones; la felicidad.

“Yo me presentaría como una persona feliz”

Zapata se considera como una persona que ha encontrado paz porque hace lo que le gusta en la vida y está rodeado de gente que le quiere. Ahora, su mayor reto es el de acercar su pasión, la música clásica, al resto de personas, lanzándose en esa

“búsqueda incesante de llevar la buena música a la gente”.

La pasión hacia la música clásica tiene un inicio rotundo y específico, nos cuenta el tenor que fue cuando por primera vez escuchó el coro que interpretó el Hallelujah de Georg Friedrich Händel, que Zapata describe como “dos mil quinientos millones de notas que se unen, se acarician la una con las otras en una danza invisible que yo no conocía”

Desde ese instante cambió la vida de Zapata y se convirtió en algo mucho más emocionante. El haber encontrado su pasión y haber descubierto su talento le ha permitido llevar una vida próspera. El cantante cree que cada uno tiene un talento o una inclinación, y en la vida hay que descubrirla y luchar para sacarla adelante y generar un impacto.

“Eso de, si quieres puedes, es una de las grandes mentiras de la humanidad. La clave está en descubrir el talento que tienes”

El humor derriba barreras

El punto central del carácter del artista es sin duda ninguna su sentido de humor, una particularidad que indiscutiblemente ha llenado de autenticidad su imagen pública.

“Yo pienso que el humor derriba todas las barreras que quieres derribar”,

Esta índole se ve reflejada en todos los proyectos que Zapata lleva a cabo, siempre con la finalidad de vigorizar el vínculo entre la música y sus oyentes.

Como todo lo disruptivo, su actitud de romper barreras y eliminar los prejuicios y esquemas mentales relacionados con la música clásica, que siempre se relacionan con la seriedad y el elitismo, no fue inicialmente bienvenida.

Aún así Zapata siguió luchando hacia una desmitificación de la exclusividad e inalcanzabilidad del mundo clásico, siendo pionero en un movimiento incipiente que poco a poco inspiró a sus compañeros.

“Quiero ser lo que quiero ser yo y no lo que los demás quieran que sea”

“¿Y quién te hace reír a ti?” Es la pregunta de José Manuel Calderón, a la cual Zapata responde con inmediatez y firmeza, mencionando ante todo a su mujer, y en segundo plano a Denny Crane y Victor Borge.

La tensión del escenario

A lo largo de la conversación, José Manuel Zapata nos sumerge en algunas de las experiencias más emocionantes que ha vivido. Son muchos los escenarios que sus pies han pisado, pero sin necesidad de reflexionar, el que más impacto le generó, fue el Metropolitan Opera House de Nueva York, que cuenta con 4.250 butacas y la mejor acústica del mundo.

“Yo no he cantado más fuerte en mi vida”

La preparación ante un espectáculo dura aproximadamente un mes, un mes lleno de tensión, causada por la incertidumbre de poder seguir adelante con el espectáculo en la fase de admisión y por el desconocimiento sobre quién será el director musical.

La solución es la comunicación

La respuesta ante la pregunta de Calderón, “¿Cómo se acerca la música a los jóvenes?”, es simple: a través de la comunicación. Para Zapata lo importante es difundir el mensaje, dar a conocer e incitar a las personas a qué escuchen un viejo y a la vez nuevo tipo de música que para él ha supuesto una inmensa fuente de inspiración.

****“Quiero meterles el virus de la curiosidad”.

Y la forma en la que se comunica es lo más fundamental.

“Lo importante no es el “qué”, es el “cómo”, que es lo que lleva la pasión por medio, eso es la base de todo”

Es por ese motivo que Zapata confía en la importancia de apoyarse en la tecnología para poder transmitir los conceptos de una forma más disruptiva. Aunque en el campo de la música clásica sea difícil innovar, a causa de ese apego profundo a la tradición, la visión de Zapata es que todo esto va a tener que cambiar, cuando desaparezcan las antiguas generaciones.

“Hagamos show y usemos la tecnología”

Pero, ¿quién inspira a Zapata?

Johann Sebastian Bach es sin duda el compositor que inspira y conecta a Zapata con algo divino. Por otro lado, lo que él describe como “alegría pura” y que le ayuda a tomar control sobre su actitud son las Estaciones de Vivaldi recompuestas por Max Richter.

Aprende más sobre este personaje único e inspirador. Mira la conversación completa en nuestro canal de YouTube y suscríbete para no perderte otras historias apasionantes.

Mira el vídeo de la conversación completa, y suscríbete a nuestro canal de YouTube para más contenido.