Low Code, el catalizador de las Aplicaciones Empresariales

Low Code, el catalizador de las Aplicaciones Empresariales

Miguel Ángel Gombau, Tech Marketing Manager at SNGULAR

Miguel Ángel Gombau

Tech Marketing Manager at SNGULAR

25 de enero de 2024

Las plataformas de desarrollo de bajo código, están redefiniendo hoy en día la forma en que creamos aplicaciones empresariales

En un mercado digital cada vez más competitivo, la velocidad de entrega y la capacidad de respuesta a las cambiantes demandas del usuario son fundamentales. El desarrollo Low Code, un enfoque disruptivo que ha ganado prominencia en los últimos años, se erige como un interesante catalizador de cara a agilizar el moderno desarrollo de software, acelerando así el backlog de aplicaciones de las compañías.

Según Gartner, el 70% de las aplicaciones aprovecharán las tecnologías Low Code en 2025. Este simple dato, aun siendo una mera predicción, deja clara la importancia de la tecnología dentro del desarrollo de software a corto o medio plazo. 

Los problemas del Desarrollo Convencional

Cuando la moderna programación daba sus primeros pasos, allá por la década de los cuarenta del siglo XX, se servía de mainframes como el Mark I.  El IBM Automatic Sequence Controlled Calculator, más conocido como Harvard Mark I o Mark I, fue el primer hardware realmente programable y una mole del tamaño de un vagón de tren, que contaba con 760.000 ruedas y 800 kilómetros de cable, y que consumía tanta electricidad como una pequeña localidad. 

harvard-mark-i.webpHarvard-IBM Mark I Computer, right side of the computer. Cabot Science Building, Harvard University, Cambridge, Massachusetts.

Como es de imaginar, trabajar con este sistema era sumamente complejo y arrastraba importantes problemas.

En primer lugar, se tardaba mucho tiempo en programar algo, ya que las instrucciones en código máquina se introducían a través de una frágil cinta perforada, que era necesario revisar de forma manual para garantizar que todo estaba correctamente, y rezar para que ninguno de los componentes electro-mecánicos se estropease durante la ejecución.

Por otro lado, hablamos de un ordenador de millón y medio de dólares de 1943. Programar para él sólo estaba al alcance del Gobierno de Estados Unidos y de unas pocas universidades, por lo que el coste de desarrollar era elevadísimo y mejor no hablar de su ROI. 

Dada la exclusividad de acceso a estas máquinas colosales, la mano de obra disponible era limitada y reservada para una élite de expertos en programación. La democratización del software era una utopía lejana.

Afortunadamente, una de las personas perteneciente a este exclusivo grupo, tuvo la genial idea de proponer una solución que ayudó a mitigar todos esos problemas durante décadas.

Democratizar la Creación del Software

¿Sabes quién es la mujer que aparece a continuación? ¿El término bug te resulta familiar? Seguro que sí.

grace-hopper.webpGrace Murray Hopper, in her office in Washington DC, 1978, ©Lynn Gilbert

Esta persona es Grace Hopper, una de las principales artífices de que estés leyendo este post. Aunque se le conoce coloquialmente por ser  la persona que acuñó el término que sirve para identificar universalmente un error de software, fue una de las informáticas más importantes del siglo XX. 

Participó en el diseño y construcción de algunos de los ordenadores más destacados de su época, creó el primer compilador operativo de la historia y colaboró en el desarrollo de muchos lenguajes de programación, entre ellos el famoso COBOL. Pero, en lo referente al tema que se trata en este post, también es famosa por ser la promotora de lo que se ha venido a denominar como la Democratización del desarrollo de Software. Esta iniciativa promovía el uso de los lenguajes de alto nivel, en detrimento de la programación en código máquina o en ensamblador, paradigmas utilizados por aquel entonces.

De esta manera se podrían desarrollar soluciones más rápido, por menos dinero y accesibles a grupos de trabajo más amplios.

En palabras de la propia Hopper durante la primera HOPL (History of Programming Languages) Conference, «el doble propósito de cualquier lenguaje de programación, es ayudar a escribir aplicaciones con el mínimo esfuerzo y permitir que los no especialistas resuelvan problemas usando ordenadores».

Desafortunadamente, y tras sucesivas puestas al día en cuestión de paradigmas y tecnologías, 80 años después de que Hopper removiera los cimientos del desarrollo de software por primera vez, volvemos a encontrarnos en una situación parecida.

En 2023, el 85% de los proyectos se entregan con retraso, el 66% incurren en sobrecostes y la brecha profesional se agudiza, con cerca de 10K puestos STEM sin cubrir sólo en España.

Es, por tanto, momento de afrontar una nueva Democratización del Desarrollo de Software. ¿Cómo lo hacemos? La respuesta está en el Low Code.

Low Code al rescate

El Low Code es una tecnología que permite una entrega rápida de soluciones empresariales, con un mínimo de programación manual y una inversión inicial reducida

En lugar de depender en gran medida de líneas interminables de código, este paradigma permite a los desarrolladores y a aquellos sin un extenso conocimiento en programación, crear aplicaciones de manera más ágil y eficiente mediante interfaces visuales y configuración de componentes preexistentes. 

Este enfoque promete no solo acelerar los ciclos de desarrollo, sino también democratizar el proceso de creación de aplicaciones, permitiendo a una gama más amplia de profesionales participar activamente en el desarrollo de software.

low-code-al-rescate.webp

Principales Fortalezas

La tecnología Low Code destaca por ser Cloud Nativa, eliminando la necesidad de infraestructuras costosas. Al operar en la nube, libera a los desarrolladores de las preocupaciones relacionadas con la gestión de hardware y permite un desarrollo mucho más ágil y transparente.

Gracias a su sencillez, es accesible para todos los perfiles profesionales, abriendo las puertas del desarrollo de aplicaciones a una gama más amplia de individuos. Aunque se recomienda la supervisión de profesionales del desarrollo, la interfaz visual y la configuración de componentes preexistentes facilitan la participación de aquellos sin un extenso conocimiento en programación.

Además, Low Code se presenta como una solución multidispositivo y multiplataforma. Esta versatilidad permite a los desarrolladores crear aplicaciones que funcionen sin problemas en una variedad de entornos, optimizando la experiencia del usuario final.

Ventajas del paradigma

La agilidad del Low Code destaca como una de sus ventajas más evidentes. Con tiempos de desarrollo considerablemente reducidos, esta tecnología permite una respuesta más rápida a las necesidades cambiantes del mercado y a las demandas de los usuarios. Los desarrolladores pueden adaptarse de manera eficiente a los cambios, manteniendo la relevancia de las aplicaciones en un entorno tecnológico en constante evolución.

En cuanto a la rentabilidad presenta otra característica destacada. Al minimizar el tiempo de desarrollo y optimizar el uso de recursos, esta tecnología ofrece un ahorro significativo en costes. Las organizaciones pueden lograr sus objetivos de desarrollo de software de manera más eficiente y económica.

La escalabilidad del Low Code se convierte en un elemento crucial para adaptarse a las demandas cambiantes. Como se basa en elementos y comportamientos, el crecimiento se vuelve más sencillo, facilitando a los proyectos evolucionar de manera más fluida a medida que las necesidades de la organización cambian con el tiempo.

A nivel empresarial, sobresale al sacar a la luz proyectos que posiblemente nunca se harían de otra manera. Facilita la materialización de ideas innovadoras al eliminar las barreras tradicionales del desarrollo de software, fomentando un enfoque más democrático y participativo en la creación de aplicaciones.

La innovación es inherente al Low Code, especialmente cuando se opera en modo aPaaS (plataforma como servicio). Esta modalidad permite la incorporación constante de funcionalidades adicionales, manteniendo las soluciones actualizadas y alineadas con las últimas tendencias tecnológicas.

Finalmente, la seguridad se integra de manera integral en el Low Code. Desde la codificación inicial de los módulos hasta el modelo de servicio en la nube, se establecen medidas de seguridad robustas para proteger las aplicaciones y los datos sensibles. Este enfoque proactivo en seguridad contribuye a la confiabilidad y robustez de las soluciones desarrolladas con esta tecnología.

coexistir-con-high-code.webp

Coexistir con el High Code

En el entorno dinámico del desarrollo de software, la coexistencia del Low Code y High Code emerge como un enfoque integral, reconociendo las fortalezas y ventajas únicas que cada uno aporta al proceso de creación de aplicaciones.

El Low Code no busca reemplazar al modelo tradicional, sino más bien complementarlo de manera sinérgica. Esta convivencia estratégica permite a los desarrolladores elegir la herramienta más adecuada según el contexto del proyecto y las habilidades del equipo.

La naturaleza colaborativa de ambos permite a los equipos de desarrollo aprovechar lo mejor de los dos mundos. Las aplicaciones críticas y complejas pueden iniciarse mediante el High Code, mientras que proyectos más rápidos y orientados a la agilidad pueden beneficiarse del enfoque Low Code.

En lugar de ser vistos como competidores, se unen para catalizar la innovación y maximizar la eficiencia en el desarrollo de software. En resumen, la coexistencia armoniosa del Low Code y High Code no solo es posible, sino altamente beneficiosa. Juntos, forman un dúo dinámico que potencia la creatividad, la eficiencia y la capacidad de respuesta en el siempre cambiante panorama del desarrollo de software.

Un partner para cada necesidad

Dentro de su ecosistema de proyectos Low Code, SNGULAR trabaja con Microsoft Power Platform y Mendix, dos plataformas líderes en el sector. 

Ambas ofrecen herramientas y servicios para ayudar a los usuarios a crear aplicaciones empresariales de alta calidad sin necesidad de conocimientos de programación avanzados, transformando la forma en que se gestionan sus procesos y permitiendo desarrollar aplicaciones complejas con gran facilidad, desde la creación de modelos de datos hasta la integración con otros sistemas.

En SNGULAR, no solo somos tu proveedor de tecnología, sino un socio confiable comprometido en ayudarte a cumplir y superar tus expectativas en constante evolución.

Si tienes interés en mejorar el funcionamiento de tu compañía, podemos ayudarte a desarrollar soluciones únicas para satisfacer las necesidades específicas de tu negocio. Trabajamos contigo de la mano, utilizando de manera estratégica la tecnología para optimizar tus procesos y llevar tu compañía al siguiente nivel.

Miguel Ángel Gombau, Tech Marketing Manager at SNGULAR

Miguel Ángel Gombau

Tech Marketing Manager at SNGULAR

Ingeniero experimentado y Manager de Marketing, con una trayectoria demostrada en el trabajo en empresas y negocios corporativos, soluciones, innovación tecnológica, así como marketing estratégico y digital.


Nuestras últimas novedades

¿Te interesa saber cómo nos adaptamos constantemente a la nueva frontera digital?

Deja huella en las personas, no en el planeta
Deja huella en las personas, no en el planeta

Insight

16 de abril de 2024

Deja huella en las personas, no en el planeta

Adoptando el Desarrollo de Aplicaciones con Low Code y Mendix
Adoptando el Desarrollo de Aplicaciones con Low Code y Mendix

Tech Blog

20 de febrero de 2024

Adoptando el Desarrollo de Aplicaciones con Low Code y Mendix

Modernización de Aplicaciones Segura y Eficiente con Calico
Modernización de Aplicaciones Segura y Eficiente con Calico

Tech Blog

6 de febrero de 2024

Modernización de Aplicaciones Segura y Eficiente con Calico

PactBuilderDSL - A Contract Testing helping library
PactBuilderDSL - A Contract Testing helping library

Tech Blog

25 de enero de 2024

PactBuilderDSL - A Contract Testing helping library